13.7.06

Galletas

Me gusta comer galletas.
Soy una niña ordinariamente normal (y pleonásmicamente repetitiva), soy metódica y a veces ordenada. Me gusta tener el control de las cosas, de mis emociones, de las circunstancias, incluso del control remoto. Y no puedo cambiar esto.
Tomo decisiones en base a lo que siento, y en base a lo que veo.  A veces es malo, porque le quita el sabor a la vida, pero la mayor parte de las veces es bueno, evita andar barriendo corazones por el mundo.
 
Esta vez fue así. Me evité un dolor inncesario. Aunque un poquito tarde, jaja.
 
........................................................................
Si tu quisieras, podríamos volar el firmamento, podría enseñarte lo bello de mi mundo que vibra, suena y brilla con vida propia. Podría llevarte a través de mil estrellas en el firmamento. Podría mostrarte la sutileza del silencio, la estridencia de mi alma, y la cadencia de mis sueños.
Si tu quisieras, podrías ser parte de mis planes, y tambien de mis miedos.
Si tu quisieras, abriría mis manos para que vieras mis principios, mis valores, y porque no, tambien mis filias y fobias.
Notarías que solo tengo un corazón un poco cansado, pero que a veces se las apaña para seguir soñando.
Un corazón que disfruta los helados, y que espera el momento de poder verte.
Un corazón que canta, que rie, pero que también sabe llorar (y lo ha hecho), un corazón brincotea cuando sabe que vendras, que cuenta minutos y segundos, un corazón que aún tiene miles de cuentos, de palabras y de eternidad para dar.
 
Si tu quisieras, verías que puedo más que alegrarte algunos días, puedo pintar tu vida con interminables pláticas. Puedo comentar el noticiero, y la novela, y el concierto, y la película, e incluso la última prédica del Pastor.
Si tu quisieras, me vencería (y convencería) a mi misma y entraría en una cocina, pelearía con los trastos, si tu quisieras.
Si tu quisieras, sería la mujer perfecta de los proverbios, vestida de honor y fortaleza,  y tu corazón descansaría en mi confiado.
Si tu quisieras......
 
Podrías quererlo?
 
 
 
 

3 comentarios:

Adrián dijo...

A veces cuando se da todo en una relación se puede salir lastimado. Pero yo siempre he preferido esto al hecho de amar con reservas. He sido lastimado bastantes veces, pero no me arrepiento, pues siempre he puesto todo de mi parte. De ti no hay más qué decir. Sé que te entregas totalmente o no te entregas, así de simple.

Anónimo dijo...

yo lo quise y no me lo quisiste dar a mi, ahora a quien se lo ofreces?

Yuni. dijo...

Es necesario que haya un destinatario?
No esta vez. No es para nadie. es para el viento, para que se lleve mis palabras, y con suerte, tambien mis sentimientos.