30.7.14

Otra vez en posición murcielago......

Acostada de nuevo. Junto con la decisión de adopción decidimos un segundo intento de una fertilización in vitro. Así que estoy de nuevo en casa, con 2 semanas de espera por delante. Trabajando, pero poquito. Picandome los ojos en internet, en los blogs, en el Facebook, leyendo libros y oyendo música.
Se ven 2 semanas adelante pesadas,
Pesadas porque son sencillas, no tienen mucha medicación (salvo la progesterona que es una lata y unas pastillas que saben amargas y el ácido fólico y..... bueno, no taaaanta medicación pues!).
Y porque fuera de eso no hay mucho más que hacer. Se supone que se puede hacer vida normal, pero esta vez quisimos hacerlo diferente a la vez pasada.... ojalá el resultado sea diferente. Así que estaré en status quietus hasta que tengamos una respuesta, con poco estrés, poca actividad y ya Dios dirá.
Así que hoy es mi día 2. El tratamiento ha sido tan extenuante como el primero, doloroso y cansado, caro y agotador, pero la espera vale la pena.
Hoy, en el día 2, estoy viendo videos de mi epoca de Crispi, ya les había contado que cuando siento esa tristecita en el corazón y en el alma y la ansiedad, siempre busco lo único que permanece, PapáChuchito (ojooooooo nunca dije los crispis.... a esos los odeo... todavía, jajaja).
Y todavía, a pesar de lo malos que somos, y lo indiferentes y groseros, aun puedo sentir en mi corazón ese calor que necesito. Esa confianza de saber que todo estará bien, aunque no lo esté.
Y en esa confianza quiero descansar estas semanas. Sabiendo que sea un si o sea un no, yo ya soy feliz y completa con mi Rata, con mi familia de 5 (Gerso y yo y los 3 gaturros), y que si fuera de 6 (o 7 porque me pusieron 2 chamacos en la barriga), sólo podría dar gracias a Dios, porque es su voluntad.
Y si se queda en 5, también esta bien.
Seguiremos informando!