7.5.06

Sunday

Domingo, 11 de la noche.
Estoy sentada frente al monitor de mi PC, sin sueño, con mi gato en el escritorio viéndome teclear sin sentido, y bañándose por si acaso viene a verla algún galán en turno.
Hoy hice algo que tenía mucho tiempo de no hacer (2 cosas), 1.- No fui al culto dominical, y extrañamente no me siento culpable (la madre dice que es por la teoría harto machacada de la rana en el agua caliente, posiblemente ya estoy cocida).
2.- Fui al centro (en mi rancho decían "bajé al centro", lo cual también aplica porque vivo para el lado norte de la ciudad, tonces si "bajo"). Fui a ver a los viejitos bailar danzón, desee haber llevado mi cámara fotográfica, but I did not.
Es curioso como a pesar de que el tiempo pasa (y no te puedo olvidaaaar, te traigo en mi pensamiento.... ok, asi sonó), el tiempo pasa, pero hay cosas que permanecen. Tenía muchos meses de no "bajar" al centro, pero hoy que fui, me sorprendí al ver a los mismos viejitos bailando.
Y de repente desee tener esa estabilidad en mi vida.
Ultimos días he cambiado tantas cosas en mi, he estado intentando empezar algo, y terminar otras cosas, añadiendo actividades a mi ya saturada agenda, y deseando hacer tiempo para lo que yo misma limité. Pero sobre todo, intentando poner en orden la maraña de mi cerebro.
Desee tener una mano junto a mi. Desee no devanarme los sesos pensando si soy únicamente el recipiente del desenfreno hormonal, o una de tantas a las que se les puede decir "te extraño", o si tengo que sacar turno después de pasear a los perros, o si soy simplemente un segundo plato, o....
Solamente deseo un poco de estabilidad.

2 comentarios:

Guillermo Mano dijo...

Estabilidad ¿Quién no la desea?
¿Quién no la tiene al alcance de su mano y no se ha dado cuenta?

En fin. Me siento glorioso y generoso así que te diré que el título del post me recuerda una canción de David Bowie (evidentemente se llama Sunday) búscala, es buena

Adrián dijo...

Así somos casi todos. Primero deseamos estabilidad y luego nos cansamos de la rutina. Puede ser una rutina ciclica, siempre volvemos a lo mismo y nos cansamos de lo nuevo. Pero ojalá y tengas estabilidad, es lo que más deseo.