16.1.07

Mal día.

Hoy tuve un mal día.

Sorry público querido por esta entrada, pero es que estoy que me lleva Judas al baile.
Dejenmen me desahogo.

Más de una ocasión les he comentado que me cae mal mi vecina, lo cual es como feo, ya que estamos a 2 metros y pasamos así 10 horas al día. Pero normalmente la ignoro, ella tiene su trabajo, y yo el mío, y cada quien nos enfocamos en lo que tenemos que hacer, por lo que lo único que intercambiamos es el saludo.
De repente me daban ganas de limar asperezas con ella, pero la vorágine de la oficina siempre es más fuerte y no encontraba ni el tiempo ni el momento adecuado para hacerlo.
¿Que por qué me cae mal?
Bueno, esta es una pregunta sencilla. En primera porque es gorda. Ja.
En segunda. Porque es amargada.
En tercera. Le molesta la música que pongo.
En cuarta. Es contadora.
En quinta. Tiene cara de mosca muerta.

Pero hoy fue el acabose.

Le molestaba la música. (Reconozco que a drede a veces yo ponía banda y cumbias nomás por hacerla enojar, inche vieja, tiene un nopalote en la cara, pero le gusta nomás "Airosmit", o pura inche musiquita en inglés y así popera gacha. (Bueno, no tan gacha, a mi me gusta tambien, pero soy más universal),además la inche vieja ni habla inglés, asi que les apuesto mi quincena que no sabe lo que dicen sus cancioncitas, imagínensela con "ai lobiu beibi,an it is cuait olrait, ai nid yu beibi....." NI al caso, me cae.

Corregí eso usando unos simples audífonos. Yo necesito ruido para funcionar. Así trabajo yo pues.

Le molestaba además que de repente yo me pongo a cantar: Nota: No es todos los días, ni todo el día. Nomás cuando estoy en ánimo cantador.

Hoy me dijo que le molestaba que cantara. Que habíamos 2 personas en el lugar y que en 2 años yo no lo habia podido entender (o sea que me dijo pendeja, y además desconsiderada, snif), que la distraigo muchísimo (ahi si no tengo la culpa que nomás le funcione una neurona a la vez, no?), y que también le molestaba cuando mis papeles ocupaban un pedacito de su escritorio (aqui ni como ayudarle). Que iba a tener que hablar con su jefa, o con el mío (mírelo, eh, mírelo, eh, mírelo eh?).....

Yo nomás sentía como se me calentaban los cachetitos, inche gente tan cuadrada e intolerante, me cae.
Pero como soy hermosa y preciosa, hice acopio de toda la diplomacia escondida en mí y le dije.

"Lamento que te moleste, la verdad es que para mi tu eres taaan equis que puedes jurar que no lo hago por molestarte, sin embargo trataré de que no suceda más. No prometo nada, porque no lo hago de manera consciente, así que pues si me sucede de nuevo, te pido tengas un poco de paciencia"

Y dentro de mi ... (negra, tápate los ojos).
"Pinche vieja mal cogida!!! a mi que me importa si tu te distraes o no! No canto todo el día, ni a 40 decibeles, o sea, así o mas pinche cuadrada? Y si te molesta, mira, la puerta mide 1.80 * 2.20, cabes de ... y cabes de frente (jaja. fueron mis 3 minutos ñeriles)."

Me voltee a mi lugar temblando del berrinche. Y con trabajos puedo teclear pq hasta se me fue el santo al cielo de tan enojada que estoy.

Pero ora que se de la vuelta le voy a escupir a su café, snif.

No hay comentarios.: