7.1.07

Crónica de un buen fin de semana.

Ha terminado la primer semana del 2007.
Pinta ser un excelente año, con cosas nuevas y divertidas.
He pasado un fin de semana extraordinario. Más feliz de lo que esperaba.
Pero mucho más.

La decisión de la primer semana: Comprar una casa.
Fuimos hoy en la mañana a ver unas casas bien requetebonitas. Ojalá con los conectes del lobo feroz se pueda armar algo bueno. Detalles con el tiempo, y paciencia.

¿Que porque una casa? Fácil. Es momento de volar.
Soy feliz en casa del lobo feroz, tengo cierta "cobertura" y cierto nivel de comodidad.
No quiero salir de la casa paterna para irme a meter a casa del marido. No es para mi.
Quiero aprender a valerme por mi misma, a aprender a cocinar, a responsabilizarme de mis decisiones, de mis errores, a saber que se siente llegar a casa y tener la obligación de limpiarla. A tener mi espacio, con los colores que a mi me gustan, y los silencios que necesito.
A trabajar para mantener mi pedacito de mundo.
Va a ser dificil, lo se, voy a llorar, eso también lo se (de todos modos chillo, jajaja), pero quiero saber que se siente vivir por mi propia cuenta. Es una de las cosas que tengo determinadas antes de los 30, y ps estoy ya cerquita de esa hora cero.

Así que los reyes magos me trajeron un finde bien pero que bien buenísimo. Y una decisión y un nuevo reto.

Seguimos en contacto público querido!

No hay comentarios.: