6.11.06

Despertando menos.

Hoy desperté con un sentimiento raro.
Lo conoci aquí en la oficina, al principio nos caia mal, pues se pavoneaba en los pasillos, y pensábamos que se sentía hecho por Dios a mano, y endulzado al gusto con piloncillo.
Y la verdad es que no era feo. Alto, moreno, barba de candado, fornido, con lentes.
Tal vez si no hubiera sido tan pedante, me hubiera fijado en el.
Pero después me di cuenta que la pedantería era falsa, en realidad era solo serio, y un poco tímido, y últimos días nuestro trabajo nos hizo platicar un poco más.
Solo un poco.
Recibí el correo estando en la playa, y era escueto e impersonal (típico de RH): "L.C. falleció el pasado miercoles, se velará en X lugar, y sus restos serán cremados"
Me dio como tristeza, pues pensé en que la vida es corta, y un accidente cambia la vida de toda una familia.... muy mal.
Regresé a la oficina y me enteré que no había sido un accidente, el mismo había decidido ponerle fin a su existencia.
Eso me dolió más. ¿Porque nunca dijo que se encontraba triste, o desesperado, o deprimido?, o peor aun ¿Porque nunca me interesé mas en él, porque nadie de nosotros se tomó el tiempo de conocerlo tan a fondo como para que él compartiera su tristeza?
Ahora ya no hay vuelta de hoja, él ya no está, y el hubiera....
El hubiera es un tiempo de pendejos....

No hay comentarios.: