9.11.06

Ayuda, por favor.

Querido público.
Ya habrán notado el exceso de miel barata por esta su (cof-mi-cof)página.
Es pura melcocha de a 3 por 10 pesos en tianguis de la alameda pues.
Necesito su ayuda, o consejo, o lo que me quieran dar.(si, tambien a los que entran a leer y no dejan comment, dejenlo aunque sea como anónimo).
Hecho 1.

Me gusta un monito. Mucho. Al grado de proponerlo pal papá de mis pollitos (ajá, los que no consideraba tener). Es inteligente, platicador, bueno, caballeroso, respetuoso, carismático, sarcástico, cristianoide... y feo. (lo cual es un golpe a mi ego, es la primera vez que un FEO no me pela, snif).
Hecho 2.
El monito no me pela. O no sé. Tiene detalles conmigo, que no tienen ninguno de mis amigos (incluso los mas cercanos), detalles de mas que amigos, pero nada que me de la pauta de que somos realmente más que amigos.

Opciones:
A- Me aferro, neceo, y me trepo en mi macho, Total, pueque si, o pueque no, pero yo me entregué al 100%
B- Mejor lo dejo pasar, no es posible que la química se construya, si no le gusto, pos no le gusto y eso no va a cambiar, además, mejor ahora que va empezando y no cuando este clavadísima. (ejem, más)
C- Lo conservo como amigo, total, es una magnifica persona, y a lo mejor con el tiempo el se da cuenta de mis sentimientos, y pos se arma algo... y a lo mejor no.
D- Ninguna de las anteriores y mejor me tiro a un pozo.

Help me!!! :(



6 comentarios:

Anónimo dijo...

Voto por la C

Mau dijo...

Yo voto por la A, que generalmente es la mas divertida.

Go for it!

Sigue Gozando!

Anónimo dijo...

Apoyo al anónimo

Anónimo dijo...

Princesita,
Si pides un consejo yo te doy este: apunta todos los consejitos de antaño que recibimos sobre el noviazgo o no-noviazgo. Ya que los tengas bien claros, doblalos de manera elegante y colócalos en el incinerador más cercano.

Luego búscate un espejo grande (el de tu recámara) y otro profundo (la Palabra). Y según lo que veas en el espejo profundo (la Palabra), ve el espejo grande y entonces, ya que estés bien segura de lo que miras, anda y toma la decisión que sólo tu puedes tomar.

O sea: aquí la mejor "consejera" eres tu misma. Sea que te equivoques o aciertes, que seas tu quien lo haga.

¡¡¡Eso es más divertido!!!

Un abrazo

Gaby dijo...

Si quieres y te lo propones y Dios ayuda, se puede construir una hermosa pareja, fuerte y profunda, comprometida y estable, armónica y enriquecida, de cuerpo, alma y espíritu, hasta con un cero a la izquierda. Mi esposo me ha demostrado eso. El cero a la izquierda era yo, en ese caso.

Un beso

Mau dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.