3.10.05

Crónica de un fin de semana

Empezó el sábado a las 9.00 am, el plan era salir temprano, para pasar a desayunar a Cuatro Vientos, que es un changarrito ubicado a la orilla de la carretera, casi para llegar a la caseta de México. Chiquito, pero limpio y delicioso. Creo que jamás en la vida he comido sopes como los que venden ahi.... Me acuerdo y se me antoja.

Luego a vagar en los centros comerciales, me acutivó Santa Fe, de fresas, nices y gente wannabe, pero venden ropa preciosa, eso si que si. Además nos quedamos atorados bobeando en unos carros de carreras, $64,000 dolares!!! 0-100 Kms/h en 5 segundos, 280,000 kms como límite de velocidad.... llantas anchas y rines, y no se cuanta cosa mas. Porque se emocionan tanto con los carros?
Vimos espadas tambien, de $7.000, quien necesita una espada?
Vimos fotos por computadora, que luego las pasaban a dibujo (también por computadora).
Vimos una función de marionetas.
vimos un reeeesto de cosas.

Y lo importante. Saltimbanco. Que impresión, que increíble, música, precisión, colores, luces, emoción, voces, risas, gritos, aplausos, malabares, contorsionismo......

Que impresión.

Comi hasta que no me cabía un alfiler... y el camino de regreso. Mejor no les cuento. Increible.


No hay comentarios.: