4.1.06

Reyes y reynas

Estamos a dos días de que lleguen los reyes Magos.
Según la creencia popular inocente e infantil el próximo viernes 06 de enero, junto al árbol de navidad aparecerán (milagrosamente), un cerro de juguetes, muñecas, dulces, galletas y demás.
Claro que hay uno que otro vival que realmente sabe la verdad detras de toda la faramalla navidesca, pero les gusta hacerse como lolo (tonto solo.....no como su guitarra, que quede claro).
Bueno, ayer me toco ir a Walmart a acompañar a la madre, íbamos por máximo 5 artículos, y tardamos cerca de 2 horas en salir de la tienda, (aqui se descuenta el tiempo que nos entretuvimos bobeando por la tienda).
Había un ·%&!"ingomadral de gente comprando juguetes para sus hijos, cajas enteras destinadas unicamente a juguetes (y eso que estábamos dentro de la tienda, el anexo de juguetería estaba mucho peor).
Me dio como calambres, ahora que trabajo, me doy cuenta realmente cuanto cuesta ganar el dinero, los precios de los juguetes estan por los aires (de hecho, en el radio en la mañana escuché que hay tiendas que ahumentan 1500%, si!!!! 1500%) para estas fechas, y me sentí indignada.
Había gente que se veía de condición humilde, que con mucho sacrificio llevaba un solo juguete (con precio inflado), pero llevaría algo para poner debajo de un árbol iluminado.
Que feo caso.
Bueno, quiero agradecer a dios, la vida, mis papas o whoever, porque mientras tuve la ilusión de las 3 estrellitas del cielo, no hubo un solo enero que faltaran los obsequios.
Y quiero mentárselas a quienes inflan los precios, ya tendrán su castigo.
Y quiero mandar muchos besos por la red, que se materialicen debajo de sus árbolitos público querido, es mi regalo de reyes.
Y finalmente, invitarlos a donar algun juguete, no tienen idea de la felicidad que regalan.

3 comentarios:

Ebriopuerco dijo...

Si al día de hoy conserva usted la ilusión de las tres estrellitas en el cielo, no dude que el milagro de los juguetes y los dulces para usted se harán realidad Señorita, no lo dude...
Yo en lo personal no tengo la menor duda de que los Reyes le Aman a usted.
Un gran saludo.

Adrián dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Adrián dijo...

Ojalá y nunca muriera la inocencia y lo que es mejor, ojalá existieran los reyes magos (y que regalaran juguetes).

Saludos amiga