28.6.07

Accidente

Ayer un amigo me dijo que habias tenido un accidente.
Que te habías quedado dormido en la carretera, y cuando te diste cuenta, estabas en el carril contrario, con un trailer de frente.

-Llámale- me dijo - que tal que se muere, y tu sin hablarle, acuérdate que no hay "hubiera".

Me dio una mezcla de miedo y ansiedad. Quise correr al teléfono para asegurarme que estabas bien. Pero me acordé que no te hablo, más por mi bien que por otra cosa. Y por orgullo no lo hice.

Pero estaba con el nudo en la garganta. ¿Estarías bien? ¿como te sentirías?. Finalmente le llamé a mi mejor amiga (amiga tuya tambien), y le dije que habías tenido un accidente, que por favor te llamara para saber que estabas bien.

Por ella me enteré de los pormenores del accidente, venías de Toluca, trabajaste todo el día, y no te diste cuenta. Trabajas demasiado, ya te lo habían dicho (y ya te diagnosticaron fatiga severa, eso ya lo sabíamos). Metiste el freno, el carro patinó y giraste en tu eje.
Gracias a Dios que venía lento el trailer, y tuviste espacio.
Se que estas asustado. Que si estuvo feo.

Y no sabes las ganas que tengo de correr a abrazarte y decirte que todo está bien, que Dios cuida a los que en Él confían. Que te guardó en el hueco de Su mano porque te ama.
Y de regañarte por exponerte tanto, por no dejar de trabajar tanto tiempo, por decirte que eres un inconsciente, un tonto, y que .......

Pero de todos modos, por orgullo, necedad, precaución, amor propio o todos juntos, no lo haré.

Solo se que estas bien, y eso debe ser suficiente.

1 comentario:

brisa nocturna dijo...

Eres muy valiente...

Un abrazo.