7.6.07

De la chipilez mensual

Nota al lector.



Apreciable lector: La siguiente entrada está influenciada por el temidísimo SPM, o sease que ando biológicamene chipil. Así que hagale caso a este post únicamente 25%, que es 5% menos que el caso que le pone normalmente.
Gracias.

Hoy recibí un forward, normalmente todas las cadenitas las borro antes de leerlas, sobre todo si tiene títulos como los-siete-angelitos-que-cuidarán-de-ti-a-partir-de-hoy-chin-chin-si-no-lo-reenvias.ppt, pero hoy en el cuerpo del mensaje traía el texto "yuni, leelo" (este, sabran que nunca lo hago?, ejem).
Básicamente es la historia de un rey (quesque apuestísimo y que vale mil), que buscaba esposa.
Mil de nobles, plebeyas y una que otra despistada que iba pasando por ahi, se anotaban para ser la soberana del reino, pero todas eran descartadas.
Finalmente una mendiga (que no es lo mismo que méndiga), le pidió la oportunidad, le demostraría el amor que sentía por el rey.
¿Cómo?, pasaría 100 días sin comer, sin beber agua y a la intemperie, para demostrarle cuanto lo amaba.
El rey, mas sorprendido que que cosa, aceptó.
Y así pasaron los días, de vez en vez el rey se asomaba para verla, y le hacía señas de aliento.
Día 2.....20....40....60... 99.
El día 99, a las 23 horas, la mendiga decidió retirarse. Con una mirada de tristeza, agarró sus chuchulucos y salió del palacio.
Obviamente todo mundo se azotó cual tlaconete con sal, a tan solo 60 minutos de su objetivo, se había rendido!
La razón que dio fue que el rey la había visto sufrir, y luchar, y esforzarse, y no hizo nada, más que "echarle porras". Entonces comprendió que era egoista, que cuando amas a alguien y para mantener a ese alguien a tu lado necesitas sufrir o sacrificar tu esencia, entonces debes retirarte, por más que duela, porque quien no pueda establecer el mismo nivel de compromiso o de entrega, no te merece.....

Fin del forward.

Todos juntos: ¡¡¡¡aaawwwww!!!!

Ok. (aqui viene la parte chipil y densa).

Ya entendí que eres egoista. Que no te intereso.
Ya entendí que "no me mereces". Que no vales ni la mitad de este pensamiento, pero de todos modos sigo pensando en ti.
Cuando amanece, y apenas nos desperezamos de la cama, y la Fri se pone a cazar pájaros virtuales, mi mente se pone a seguirte.
Cuando manejo al trabajo y en el radio escucho las noticias, me acuerdo de cuando hablábamos de ellas.
Cuando enciendo mi computadora, cuando tomo café (que no me gusta), cuando contesto el teléfono, cuando salgo a comer, cuando duermo una siesta, cuando hago ejercicio, cuando voy a la escuela, cuando estoy por dormirme, y la Fri se acomoda a mis pies, en todos esos momentos cotidianos surge tu imagen extraordinaria, fresca, dulce y profunda.
Hay días que me persigues cual fantasma, que cierro los ojos y hasta puedo percibir tu aroma, o escuchar tu risa.
Hay días que hasta un cambio de luz en el semáforo me recuerda a ti, canciones que tenía tiempo de no oir, chistes que me cuentan y me recuerdan la vez que contábamos un chiste cada quien, y todos los tuyos eran bien bobos, y yo me reía como loca. O la vez que yo tenía cara de boba por ser la primera vez que conocía un IMAX, y tu sonreías y me explicabas la posición de las bocinas.
De las interminables conversaciones profundas, de convicciones y principios cristianos. De bromas a costa de los "hermanos", y de admirar los campos sembrados de trigo.
De las veces que cenamos sushi, las películas en el cine y en tu casa, los tacos de perro en las esquinas, el contemplarte dormir y admirarme de tu vulnerabilidad, de tu obsesión por agendar y planificar las cosas, tu pasión por los museos.......
Hay días, como hoy, que llenas mi mente hasta el hastío, que cierro los ojos y casi puedo tocarte, días en que cualquier timbrazo del teléfono me hace desear que seas tu al otro lado de la línea.

Días como hoy, que tengo SPM.

2 comentarios:

Jazmin dijo...

pesado, pero entonces eso significaria k tengo SPM siempre???
No hay bronca se kita con una sopa calientita y una peli de accion; bueno al menos kiza a ti te sirva

brisa nocturna dijo...

Date tiempo, todo es un proceso,,entiendo lo que escribes.

Un abrazo.