14.8.06

Nos mataron a la vaca.

Nunca les he dicho que hace mi familia para vivir.
Tenemos más de 10 años dentro de una escuela. La mamá era concesionaria de algunos de los changarritos instalados dentro de la Secundaria: Comedor para maestros, refrescos, tortas, y papelería para estudiambres.
Al principio, todos ayudábamos a que el negocio jalara, lentamente, nos fuimos saliendo (por trabajo y escuela), y la mamá fue contratando personal, (alguna vez les platiqué como atendía el comedor de los profes).
No todos querían a la mamá dentro de la escuela, digo, no somos monedita de oro, pero como un 90% del personal de la escuela la apreciaba (pos si, despues de 10 años de verse las caras diariamente, pos al menos era una cara conocida), creo que en total, como 3 brujas la odiaban nomás.
Una de ellas (la más venenosa y ponzoñosa), es Trabajadora Social. Una vieja con cara de sapo y una voz de esas de p_dejita toda aniñada. Toda la vida vestida con ropa de segunda mano, y harto oro (ese si del bueno), alguna vez metió una carta pidiendo sacaran a la mamá, pero el director apreciaba a mi madre, y le bajó la espuma al chocolate de esta tipeja.
Las otras dos, prefectas (chachas todas, pues), madre e hija, dignas del arrabal (la hija de mi edad, fuimos juntas a la secundaria (a esa, precisamente), digo, y ya haber terminado de chacha de escuela es tener una visión por demás obtusa.
Bueno. Cambiaron de director. Y parece que los comentarios de estas tres arpías pesaron un poco más en los oidos nuevos del nuevo (y estúpido) encargado de la escuela. El fin de semana le llamaron a mi mamá para comentarle que ya no renovarían su contrato. Después de 10 años, (y lo raro es que al resto de los concesionarios si se lo renovaron)......
Fuimos el sábado a hacer inventario de todo lo que tenía la madre, y a conocer a los que se quedarían con la papelería.
Fue difícil. Yo trabajé ahi toda mi carrera. Haciendo tortas. Alguna vez han comido una torta y sienten como sus manos huelen a torta aún después de haberla comido? Bueno, ese fue el aroma de mis manos permanente por casi 5 años. Ahí me acostumbré al trabajo bajo presión (el receso es de solamente 20 minutos por turno, y en esos 20 hay que atender a los cerca de 800 chamacos que salen en bandada). Ahí conocí a uno de los amores de mi vida (el de los 16 años), de esa escuela tomaba mi bicicleta y me iba al tecnológico a las clases de la tarde. En esa escuela estaba yo cuando me dió el dolor de tripa que dió como resultado la baja de mi apéndice.... Si, fue dificil.
Pero fue más dificil para la mamá. Fueron 10 años de su vida, de 7 a 7. Yo tenía otras cosas (la carrera, CEPC, ahora mi trabajo), pero su vida estaba en esa escuela. Se le quebraba la voz al hablar con el contralor, y darle las gracias, y casi me pongo a chillar ahi mismito. Ya he dicho que para hacerme un daño genuino, solamente tienen que lastimar a los que yo amo. Y ver a la mamá depre, me pone en un estado de desesperación difícil.
Y peor, al ver a los nuevos concesionarios de la papelería. Uno pensaría que el cambio es porque se quiere mejorar, y pos ya no es lo mismo los 3 mosqueteros, que 10 años después.... Pues no. La nueva concesionaria tiene pinta de prosti de las más (pero más) baratas. Como de 45, gorda, pelo rubio con raíces negras, cara mofletuda, sombras azul eléctrico, labial naranja, brassier negro, blusa de tirantitos rosa pastel, microfalda de mezclilla, menudo colgando, y tacones dorados..... y sin la mas *inche idea de lo que es una papelería. Bueno, hasta le preguntó a la mamá si era buen negocio, y que era lo que tenía que comprar...... Sin comentarios.
Si algun día el director de la ETI lee este blog, va una mentada implícita para usted. A pocas personas les deseo hemorroides y cáncer de próstata, y usted encabeza la lista.
A las arpías. Lo que siembran cosechan. Solo eso.
Se que siempre es dificil comenzar de nuevo, pero a los 51 años, ha de ser más dificil que nunca. Pero mamita. yo estoy contigo, así sea pa vender chicles en las esquinas....
No pude más que contarle a la madre la historia del sabio que mata a la vaca de la familia pobre, y con eso los orilla a explotar otras habilidades.
Nos mataron a la vaca, mamita, pero pos seguimos juntos, y viene algo más grande, estoy segura.
Por lo pronto público querido, ando medio chipil por eso.

3 comentarios:

Adrián dijo...

Pues va todo mi apoyo, ojalá se recupere pronto tu má.

Anónimo dijo...

best regards, nice info » » »

Anónimo dijo...

Best regards from NY! » » »