9.12.05

TV y más.....

No soy fanática de la televisión, pero ayer, cambiando canales para buscar alguna película interesante para pasar el rato, me topé con un Programa llamada Project Runway, en el People + Arts.
Al principio no le presté demasiada atención, pues pensé que era otro estúpido reality show tipo Big Brother, (jejeje, nótese que no dije nada de la Academia).
Pero después se fue poniendo interesante. Al menos este capítulo
Resulta que son 12 diseñadores (bueno, eran 12, ayer solo quedaban 8), que les asignan una modelo y determinado tiempo y dinero para diseñar una garra.
El día de ayer tenían que diseñar un vestido de novia. Aquí lo interesante era que no era de acuerdo a sus gustos exclusivamente. Tenían que diseñar un vestido que fuera el sueño de las modelos.
Esto es, tenían que conjugar la satisfacción de sus clientes, y su creatividad.
Pues estuvo divertido.
Una modelo, decidió que no quería casarse de blanco (yo respeto), y su vestido tenía que ser de colores, y con drapeados y estampado de leopardo (WTF!!!)
Una rusa, quería un vestido lleno de diamantes.
Una quería rosas, muchas rosas en su vestido.
Entre otras.
Los diseñadores disponían de 300 dólares, y 2 días, para confeccionar este vestido. Después se expondrían los diseños en una pasarela, y unos jueces decidirían quien ganaría el desafío, y quien lo perdería.
El perdedor, como todo reallity Show, tendría que abandonar el juego. Y el ganador, no puede ser expulsado en el siguiente desafío.
La confección estuvo emocionante, los vestidos en general, decentes (excepto el verde con leopardo, ese estuvo espantoso).
Ganó el que más me gustó, uno súper sencillo, sin nada de pedrería, nada de vuelos, nada de nada, escote bajísimo en la espalda, y también al frente.
Perdió uno que también me había gustado. Parecido al que quiero yo para mi boda, pero la razón fue que la diseñadora no puso nada de su creatividad, es decir, ese tipo de vestido (dijeron) podía haberlo encontrado en cualquier tienda de la esquina, o sease muy común, o sea que en vez de diseñadora fungió como modista.

Tengo gustos comunes, Snif.

No hay comentarios.: