14.2.17

Y por fin!!! La escuela!!!

Las cosas han cambiado por aquí.
Cecilia está a punto de cumplir 2 años, en un mes exactamente. Nos hemos mudado a una casa más grande. Ambos con mucho material para escribir, pero hoy me enfocaré al tema del título del post.

Cecilia está en la escuela!!! Bueno.... casi. Es complejo de explicar.

A la vuelta de mi casa -la nueva- una chica abrió una especie de ludoteca, y cuida a los niños de 9-13 hrs. Tengo que ser totalmente honesta, aún no estoy lista para dejarla sola. Son issues míos, lo reconozco y lo estoy trabajando.

Tampoco la dejo la jornada completa. Solo venimos dos horas. La primer semana estuve prácticamente en la puerta esperando cualquier llamada para correr a su lado (Si, así de dañada estoy, snif). Esta segunda semana estoy en la planta baja. De repente la escucho llamarme y reprimo las ganas de correr.

Al menos ya traigo la computadora para poder hacer algo en lo que ella está en la escuela. Y espero que la siguiente semana la deje ya por su cuenta.

A veces me siento como mamá helicóptero y se que no es bueno, que tengo que soltarla, dejarla crecer.
Pero ¡Es tan pequeña! no tiene -aún- los dos años, hemos estado pegadas todo el día, todos los días, cada minuto de estos más de 700 días.

Aunque por otro lado tengo que reconocer que estas dos horas -aun aquí en la planta baja- son un respiro de libertad. Se siente bien.... se siente ....extraño.

Estar consagrada a una persona y de repente saber que tienes que dejarla volar. Vivir, planear y actuar en función de su bienestar deja muy poco tiempo libre para el egoísmo. Para peinarse! jaja.

En fin, esta breve nota es solo para decir que todo parece indicar que este blog se reactivará, porque seamos sinceros, 2 horas no alcanzan para gran cosa. Así que será leer, escribir, y si me dan ganas, volver a iniciar la tesis de la maestría que está congelada.

He vuelto!

No hay comentarios.: