18.1.08

Viernes social

No me he dado tiempo para escribir aquí.

Todos los días abro la ventanita, y empiezo a escribir, y de repente algo sale, o es trabajo y lo cierro para no pajarear, o pienso que lo que escribo es muy cursi,y que chafa que lo lea todo el mundo, pienso que es aburrido,y que a nadie le importa si memo el gato ya sube las escaleras o que la fruri que es toda mi vida y mi querer no me quiere mucho que digamos.

Pero luego recuerdo que no escribo para divertir a nadie, o para ser blogstar y que todos digan ay que lindo quiero con ella (ellos)/quiero ser como ella (ellas), sino solo para que despues de mucho tiempo vuelva a leer lo que escribí y me de cuenta que poco a poco voy madurando (como los aguacates).



También se que escribo mucho sobre el amor/relaciones/parejas y demás cursiladas que al cabo de un rato no son sino solamente palabras en el papel (y aqui ni siquiera papel hay), y que me azoto cual tlaconete con sal por nada, y a veces por todo.



Así que hoy solo dejo que mis dedos corran por el teclado sacando todo lo que de mi mente fluye, y no tanto de mi corazón porque a ese individuo lo he callado tantas veces que ya no quiere hablar, a veces de repente susurra, y a veces no se si es mi corazón murmurando o mis tripas con hambre.



Compré un libro de Jaime Sabines, un recuento de poemas bien lindos, se me hace tarde para llegar a casa a leerlo (ese consejo te doy porque ratón de biblioteca soy).



Me he sentido sola estos últimos días, y más que sola, ciclada, como que mi vida no va a ningun lado por la vereda que estoy yendo, y he intentado cambiar de vereda y las puertas se han cerrado.



Si, he intentado cambiar de senda, y no se ha podido, no les conté mucho de eso, pero quienes se enteraron y quienes vivieron el proceso vieron como me sentí fracasada en esos dos momentos (los cuales no conté aquí). No quiero decir que no me guste donde estoy, si me gusta, y lo disfruto, y lo vivo, pero es esa sensación que a pesar de todo lo bueno, debe haber "algo más".



Hay un grupito en la oficina al cual no le caigo. No como (de comer) de esas amistades, y normalmente no me importaría tanto, pero hoy estoy digamos, sensible, hoy me senti sola, excluida.



Ya también me quejé por eso y me han dicho que no sea infantil, que me preocupo por nada.... pero esa nada hoy es todo.



Y no, no son días de andarse preocupando.



Me siento sola también. He hablado de mis pretendejos y galanes y demás, a veces puedo ser tan valemadrista que no me importe estar sola, pero hoy si. Hoy quisiera tener a alguien junto mío, alguien que, para variar un poco la historia, me quiera en el mismo nivel.



Porque será tan dificil todo a veces?



Hoy empiezo de nuevo la escuela. Y es viernes y no quiero ir. Tengo ganas de bailar más bien.

Pero ni modo, me metí a la master y hasta que la termine (que no falta muchototote tampoco, es solo el día de hoy), que como dice la canción, el cielo gris me pone el corazón sentimentaaaaaaaal.



En fin.



Me preocupo por nada. Pero solo hoy.



Por nada y por todo.

2 comentarios:

Jazmin dijo...

pero solo hoy, quisiera tener alguien que abrace mi corazón; solo hoy, quisiera ser como los demás y sonreir acompalada por mis "amigos"; solo hoy no tengo ganas de nada y nada me cae bien; solo hoy...

adam brown dijo...

look this is the "diet" i told you about you should really enter the site :) bye enter the site