12.1.09

Chiste de lunes

Un hombre entra en un bar con una enorme jerga de limpieza sobre sus espaldas. La deja a un costado de una mesa, se sienta y pide un café.
El mozo, con curiosidad, le pregunta: - Disculpe, señor, pero ¿para qué trae eso en la espalda?
El hombre, con cara de cansado, le responde: - No sé. Me la dio un genio que encontré en una botella
El mozo empieza a reírse. -¿Un genio en una botella? ¿Y usted piensa que yo le voy a creer eso? El hombre extrae entonces una botella del bolsillo del saco y entregándosela al mozo, le dice: - Haga la prueba usted mismo.
Incrédulo, el mozo frota la botella y aparece el genio y le dice: 'Soy el genio de la botella... pídeme un deseo'
- ¡Quiero cien millones de pesos! -exclama asombrado el mozo.
El genio vuelve a esconderse en la botella, y de pronto el bar empieza a llenarse de quesos. Cientos, miles de quesos van apareciendo.
El mozo se desespera y grita aterrado: - ¿Pero qué me entendió este ...che genio ...ndejo?
¡Pesos, le dije pesos, no quesos!
Y el hombre lo mira y le contesta: - ¿Ya ves? El genio cumple, pero es medio sordo.
O a poco crees que yo le pedí tener una enorme jerga?

1 comentario:

Jazmin dijo...

jajaja muy bueno; feliz semana