30.10.07

Día de muertos


Estamos a 2 días del día de muertos y mis manos estan saturadas de olor de cempazúchitl.

Parte de mis "labores" es el montaje del altar para la oficina.

En honor al fundador de la empresa. (qepd).

El día de hoy 2 nuevas fotografías tienen cabida dentro de éste altar.

2 compañeros de trabajo.

2 personas.

2 jóvenes.

2 corazones.

2 suicidios.



Y pensar que nunca tuvimos tiempo de charlar. Mucho menos de preocuparnos por sus problemas.

Ni tiempo de preguntar ¿Como estas?.

Pero hoy si tengo tiempo de poner incienso, una cruz de sal y tequila para honrarlo.


Que curiosa es la vida. Quizá el día de hoy les presté mucha más atención que los años que compartimos juntos en la oficina.

Que confuso sentimiento de hipocrecía.

Que tristeza que embarga nuestros corazones.


Sin pensar siquiera, me concentro colgando flores, prendiendo velas, pegando papel picado de miles de colores. Y no volteo a ver a los que detrás de mi tienen una tristeza infinita en sus corazones.


Ahora gasto el tiempo montando altares.


Y seguimos sin preocuparnos por los vivos.

2 comentarios:

Isa dijo...

La vida se va como el viento. Se va como se va la niebla. Es cual flor de la niebla que a la mañana es y a la tarde ha muerto. Es por eso que a Dios hay que buscar. Es la primera vez que estoy por aquí.
Recibe mis cariñitos.

Jazmin dijo...

Me gusta pensar que les presto la suficiente atención para dejar una pequeña marca en su vida y que dejen una en la mía, pero es que la vida es taaan corta y perdemos tanto tiempo en las cosas vanales (como el trabajo) que siempre, sin importar el tiempo que les dedicamos, nos quedamos con la sensación de que pudimos haber hecho más