20.4.16

Quienes decían que tener hijos era ya no tener tiempo......

Tenían razón. Una poca al menos.
Hace unos pocos días, Cecilia cumplió su primer año.
Ha sido un año interesante, y por decir interesante, quisiera meter en esta palabra todos los adjetivos que pudieran caber en ella. Retador. Intenso. Depresivo. Eufórico. Cansado. Nuevo. Aburrido. Excitante. Desgastante. Energético......
Cómo cambia la vida!!!! De entrada la mía. Me he dado cuenta que tengo un corazón. O a lo mejor me lo metieron en la cesárea, no lo se. Pero ahora es prácticamente imposible que vea una noticia donde se mencione el maltrato (por mínimo que sea) a los niños, para que mi corazón de madre llore desconsolado, sin parar, como esas cataratas que queman la garganta y que no te dejan ver.
Me he dado cuenta que mi nivel de paciencia de 3 rayitas, ahora tiene solamente una. Que impacto lo intolerante que soy! Pobre amado de mi corazón!!! Ahora si le ha tocado lidiar con esposa loca e hija de menos de 1 año. Pobres de mis gatos! (Fulgencio principalmente), ¿Todas las mamás serán así de locas? Yo no recuerdo que la mía.... esperen un momento, creo que si XD
Si antes no me importaba la imagen (salvo el baño diario verdad, fodonga pero fodonga que huele a shampoo), ahora está en uno de los últimos lugares de mi lista de prioridades (que siento que no debiera, y es propósito subirlo unos pocos escalones). Aunque sigo oliendo a shampoo. Adios tacones, faldas coquetas y blazers de ejecutiva, ja! Hola converse!
Pero el verdadero milagro, lo que realmente vale la pena, se está gestando fuera de ti. Días que parecen sacados de la película de la marmota.... una copia al carbón del día anterior y de repente...... Una personita te sonríe. Se sienta. Deja de tomar exclusivamente leche y come alimento. Empieza a fortalecer sus piernas para pararse solita. Se baña en regadera y deja la tina. Empieza a balbucear algunas palabras con sentido........
El verdadero milagro está ahi! En una sonrisa. En unos ojitos. En un beso de amor verdadero (esos son los que se mandan con la mano). En un beso baboso (esos son los que se dan directos, y son exclusivos míos...). En un par de dientitos que se asoman. En el amor que te genera
Ahí es donde esta el secreto de la vida, lo que vale la pena, lo que te hace crecer y dar gracias por cada día. Aunque a veces quieras despescuezarla.....
Por aquí sigo gentes. Feliz de mamá, extrañando un poco mi vida before Cecilia, pero amando cada instante que puedo disfrutar de ella. Ya regresaré a una oficina, pero este tiempo nadie me lo va a poder quitar.

Life is good!

No hay comentarios.: