6.10.14

Sensibleando Ando..........

Aun seguimos en el proceso del DIF para la adopción de un chamaco. Junto con nuestra psicóloga, acordamos que nos mantendríamos en el proceso hasta tener a Cecili@ con nosotros. (Que por cierto, si es chamaca será Cecilia, si es chamaco aún no tenemos un nombre pero DonRa está dispuesto a dejarme hacer un tatoo (no quiere no quiere y no quiere!!!) por un nombre doble y compuesto.... ya veremos).
El caso es que dentro del proceso del DIF, parte de todo el show era asistir a un taller de Sensibilización, el cual fue el jueves y viernes de la semana pasada.
Honestamente y con la mano en el corazón, yo pensaba que al ser un requisito de una dependencia de gobierno, iba a ser un conjunto de pláticas burocráticas e interminablemente aburridas..... Gran gran gran sorpresa que me llevé.
Quisiera decir que fue tambien que mis hormonas están sensibles, pero a la par de eso, había otras 13 parejas chillando cual marranos durante todo el taller, así que no le achacaría tanto a las hormonas.
Quiero platicarles de 2 momentos super especiales para mi.
Todas las parejas que viven los procesos de adopción, saben que son lentos, tediosos, complicados y desesperantes, y muchas veces se olvidan de disfrutar el proceso per se, pensando en "el dia que que nos den a nuestro hij@"..... y olvidando tambien que nuestra pareja está sufriendo y pasando por lo mismo que nosotros.
Y una de esas dinámicas es justo eso, con ojos vendados, decirle a nuestra pareja cuanto lo amamos y lo que le agradecemos por estar ahí, junto con nosotros en ese proceso tan dificil.... pero decirlo solo con un abrazo.
Y a mi que no me dicen dos veces que me le pringue como lapa a DonRa, ufffffff que momento. Abrazar a mi esposo. Olerlo. Su suavidad, su tibieza siempre presente. La seguridad que me genera. El amor incondicional, los 60 meses que tenemos juntos y lo enamorada que -aun- sigo....... Y solo estar ahí (que por cierto, ESE es mi espacio seguro, del que siempre te dicen los psicologos que te vayas y refugies..... ahi es donde yo soy feliz. En medio de los brazos de ese hombre maravilloso y cálido, inteligente y tierno, un sabio despistado, un escuincle grande, un proveedor que me protege. Mi TODO, mi Rata Flaca.......... y ahi, me derrumbre, y ahí se borraron los momentos dificiles de los FIV, lo latoso de los medicamentos, los ascos y mareos.......... y sólo pude dar gracias.
Gracias infinitas a Dios por las bendiciones que ha puesto en mi vida. Porque de verdad que no las merezco. Y aun así..... me da a manos llenas. Un esposo maravilloso, y ahora...... un ratoncito en camino. Que más podría pedir?

Y el segundo momento fue los testimonios, parejas que ya tienen a su chamaco adoptado. Chamacos que han cambiado sus vidas y vidas transformadas -para bien-
Camas calientitas. Escuelas decentes. Zapatos nuevos. Meriendas con amor. Lunch para la escuela. Vestidos hermosos. Fiestas infantiles. Unas vacaciones. Un cuento antes de dormir. Un beso de buensa noches........ todo esto nuevo para los ninos. Y para los papas.....

Y yo, toda sensiblera...... a llorar cual marrano.


Que bonita es la vida, que nos deja experimentar este tipo de emociones y sensaciones. Y dar gracias por todo......

Ufffff........ sigo  en modo "mommy on"


No hay comentarios.: