26.8.14

Tipping Points

De esos momentos que cambian tu vida. Que te dejan sin aliento, sin nada que decir porque cada palabra que dijeras, simplemente eclipsaría el momento.
De esos momentos que todas las felicidades pasadas no son nada en comparación. Solo la certeza que en esa manchita vive un pedacito de lo que más amas en la vida. En esa manchita está ADN de la mejor persona en el universo, del ADN del que vale la pena poblar la tierra. En esa bolsita, está un ratoncito chiquitito chiquitito.
Un ratoncito que late. Que está creciendo, que me está sembrando ganas de estar durmiendo -y comiendo-continuamente.
Un ratoncito que me llenará de kilos de más. De ascos y mareos. De cambios hormonales. De cuidados y preocupaciones adicionales. Y en el futuro, de noches sin dormir, sonrisas infinitas. Y mas cuidados y preocupaciones.
Un ratoncito que pido cada noche tenga tu sonrisa mi esposo. Tus ojos hermosos. Tu bondad y tu corazón agradecido. Que herede tu gusto por la música (que no el mío), tu inteligencia. Tu pasión por los aviones, la música y las computadoras. Tu generosidad.
Un ratoncito que si se parece a tí mas de lo que se pueda parecer a mi, habremos cumplido en esta tierra.

Te amo Gerso. Y te amo ratoncito en la panza.

Crece, fortalécete, agárrate fuerte, que mientras yo.....aquí estaré orando por ti.

Los amo, mi familia**

(**Familia incluye a Fulgas, Mac y la Tuza Morusa, por si leen el blog no se sientan excluidos)

No hay comentarios.: