12.8.10

Niños+Gatos+Gente enferma

Hola bló.

Mientras escribo ésto, todavía me tiemblan las manos del coraje. Pero, ¿qué mejor que aquí para descargar mi frustración?

Aquí puedo decir todo lo que no dije ayer (que ahora pienso que debí haberlo dicho, aunque mejor no.... o mejor si, quien sabe).
***Nota: este post estará cargado de malas palabras, por lo que si tienes menos de 18 años, te invito a que vayas por tus papás para que te expliquen que significan.

Antecedentes.

Ful&Mac.
No se dejen llevar x las apariencias, Ful es la encarnación de Nosferatu.
Demasiado "proactivo" el trinche gato, como ya comenté, sube, baja, trepa, rezonga, alega, berrinchea, y todo lo que ya sabemos que hacen los gatos malcriados.
(Que aqui la culpa es de mi rata, que TODO le permite).
Adicional a ésto, Fulgas es amiguero, tiene mil amiguitos (los niños del condominio) quienes todos los días van a jugar con él. Lo suben a la resbaladilla, a los columpios, y lo andan correteando en el jardín. O se meten a la casa y lo acarician en la sala, de todo pues.
Anteayer, en una de sus correrías, Ful (el gris) se trepó a un árbol aaalto muy aaalto, y fue un pain bajarlo de ahí (mi rata es un heróe -como dijera capulina-)
El día de ayer, salí al sushi con mis amigas. Por lo tanto dejé solo muyyy solo a mi rata Flaca.
Y como todas las tardes, llegaron niños a tocar a la puerta de la casa:
-Hola señor!!, podemos jugar con Fulgencio? (algunos le dicen Fulcrecio, no se porque).
-Hijole, fijate que no, ves que ayer se trepó al árbol y nos costó mucho bajarlo.
-Andeleeeeeee, o aqui en la sala un ratito nomás!!!
-Bueno, un ratito está bien.
Acto seguido, mi rata flaca se da la media vuelta y se mete al cuarto de TV a tocar la guitarra, mientras los niños (1 niño y 3 niñas, entre los 8 y 13 años) se quedaban en la sala con Fulgencio (Maclovio es experto en escurrirrseles a los chamacos, por lo tanto no es muy famoso).
A los 20 minutos, se aburren los niños (no es lo mismo corretear en el jardín, que en una sala de 2X2), y se van.
5 Minutos después, llega una señora a patear la puerta de mi casa, y a METERSE; gritándole a mi rata que era un pinche enfermo y que como se le ocurría encerrarse en la casa con niños, que le iban a partir su madre, entre otras finuras.
Golpeó a mi rata, y un tipejo que iba con ella, aventó mi rata a la pared. Empujó mis muebles, grito sandez y media, y amenazó de muerte a mi rata flaca.
Obvio que mi pobre esposo estaba más sacado de onda que nada.
Entra en escena la administradora del condominio (que estaba muy cerca de ahi, pues mi casa colinda exactamente con el área de los juegos del condominio), y le pide que se calme; a lo que la señora (llamémosle de ahora en adelante LA PINCHE VERDULERA-PV) le grita diciéndole que ella no es NADIE para decirle que es lo que tiene que hacer.
Cabe el comentario que la administradora anda x los 8 meses de embarazo, es decir, con una panzota y un riesgo de un accidente mayor.....
La administradora se pone a llorar y manda a llamar a su marido.
Para ésto, ya había mucha gente afuera de mi casa (de tal magnitud los gritos de la PV), mientras los niños asustados le decían que no había pasado nada, que Ger estaba incluso en otra habitación.
Pero las marchantas no escuchan razones. Son necias como malditos puercos.
Se fueron lanzando amenazas, gritos y golpes.
Acto seguido, me llama el Amado de mi corazón y me cuenta todo el episodio.
Obvio que el sushi se me hizo guacamole mexicano en la panza. Me voy conduciendo a todo lo que puedo a la casa (y aqui entra la ley de Murphy- la autopista cerrada a un carril- gracias gobierno!).
Llego a la casa, y mi rata aun sacado de onda. Me cuenta con más detalles, y pienso que lo más conveniente es ir a conciliar (ésto lo digo de dientes para afuera, x dentro estoy temblando del coraje).
No sabemos donde vive la PV, y vamos a tocar a casa de la administradora, quien nos dice que la marchanta tiene fama de conflictiva y que varios vecinos se han quejado de ella. Que nos aconsejan asesorarlos legalmente, pues la señito es de armas tomar, y capaz de cumplir todas y cada una de sus amenazas.
Obvio con el estómago hecho un nudo tocamos a su casa.
Nosotros-Buenas noches.
PV-Buenas noches, pasen (con cara de digna y ofendida, pinche vieja malcogida).
-Gera me contó del conflicto de hace unos momentos, y el motivo de nuestra visita, es ofrecer una disculpa (¡tal como lo oyen amiguitos!) por lo que a nuestra parte corresponde. Entendemos que fue una imprudencia de Ger dejar entrar a los niños a la casa. No estuvo correcto de nuestra parte tampoco dejar la puerta cerrada. Por ese punto, pedimos una disculpa y ofrecemos que no va a volver a suceder.
Sin embargo, me gustaría que fuera un compromiso en dos vías. Nosotros no permitiremos la entrada, pero también pida a su hijo que no vaya a tocar. Nosotros no venimos a sacar al niño de su casa y lo metimos a la nuestra, él fue a tocar.
PV-Pues acepto la disculpa, pero TU no eres NADIE para decirle a mi hijo donde puede o no puede ir. (Pobrecita pendejita, parece que todas las personas somos nadie- todos hay que abrazarlaaaaa!!!).
De pronto, como si fuera bipolar, la ñora cambio su actitud altanera y estúpida, por una actitud altanera, estúpida, dramera y bipolar: Casi llora!!!! explicando que tenía rato buscando al hijo, y que ¿que sentiríamos nosotros verlo salir de la casa donde hay un hombre sólo, con las puertas cerradas, y la música a todo volumen?
Yo sentiría que es momento de dejar de ver la Rosa de Guadalupe, y ponerme a cuidar a mi hijo.
Total que nosotros con ánimo conciliador, volvimos a ofrecer disculpas (íbamos con tooodo!!!), comentamos como al paso de que no estuvo bien su actitud agresiva DENTRO de mi casa, pero que no queríamos tener conflictos con nadie.
Al final de cuentas, aceptó la disculpa (estamos taaan agradecidos), y nos fuimos a nuestra casa. Todo parece indicar que se calmaron las aguas.
--------------------
Hasta ahí el episodio, gente bonita.
Ahora, lo que realmente pienso, y lo que me hubiera gustado decirle:
Mira, estúpida de mierda, así como tu pinche hijo es lo más valioso para ti (que tengo mis dudas, si no sabía donde chingados estaba); MI RATA es lo más sagrado, lo más valioso. Así que si quieres demandar por tu pinche paranoia, adelante; tenemos el sartén por el mango: Allanamiento de morada, amenaza de muerte, agresión física y verbal en propiedad privada.
Vas a ver que quien termina refundiendo en la puta cárcel soy yo a ti y al pendejo que te acompañaba (que no era su marido). Una sóla vez más que le vuelvas a poner una mano encima a la rata, te juro que no me voy a los pleitos legales, me rebajo a tu pinche nivel de verdulera de tepito y te deshago la jeta a patadas, así me vaya peor a mi.
Maldita estúpida infeliz de porquería. Puta vieja malcogida. Mierda desechable. Cagada despreciable.............
Aleluyita de la buena.


2 comentarios:

Buitre dijo...

Cialessss cuando pusiste gente enferma pensé otra cosa.

Que sea todo lo mejor para ti y Sergio.

Anónimo dijo...

Querida amiga

Efectivamente,podian ustedes tranquilamente demandar a la vecina agresora y al otro individuo por allanamiento de tu casa y por amenazas y violencia fisica.

Por otro lado,la legislacion en Queretaro OBLIGA a las personas que viven en regimen de condominio a respetar al nivel de leyes de convivencia civil o ciudadana, respetar el reglamento interno de cada condominio, por lo que la administradora SI TENIA EL DERECHO de llamar la atencion a la vecina agresora, ademas de que si pueden convocar asamblea para firmar los vecinos una llamada de atencion o incluso sancionar a la vecina.

EL REGIMEN DE CONDOMINIO tiene sus bases legales a las que se obligan todos los vecinos.