7.5.08

Semana de cambios

Toda esta semana me he dedicado a entregar mi puesto.
A preparar a mi sustituta.
Cuando me fui pedí que mi posición se cubriera con una persona de la Empresa, porque una de las principales razones que la gente se va (nos vamos) es porque no existe desarrollo. No es tanto por la lana, sino por el desarrollo, uno se hace viejo en la posición.
Asi que le hice algunas propuestas a mi jefe de las personas que pudieran suplirme, y tardó solamente una semana en decidir (y si decidió por mi gallo!).
Así que tengo esta semana explicándole lo que hago, entregándole una relación de mis actividades, todo el equipo e instalaciones a mi cargo, pendientes por concluir, entre otras cosas.

La verdad es que tengo miedo. Ya se que todos los cambios son buenos, y que si quiero saber lo que hay del otro lado de la barda es brincándola nomás. Que debo usar el miedo como motor en vez de como barrera... todo eso me lo se, y me lo repito todos los días.
Pero aún asi tengo miedo.

Tengo miedo de no ser tan buena como pienso que soy, y que no pueda con el paquete.
Miedo de entrar a una empresa impersonal (aun cuando sea internacional), y sea solamente el empleado número 3423457034, en vez de Yuni,
Miedo de tener objetivos numéricos y no alcanzarlos.
Miedo de dejar mi área de confort.

Sip, en resumen es eso, dejar el área donde me siento segura, donde pudiera tener trabajo por los próximos 50 años, aun cuando sea en el mismo puesto, haciendo las mismas cosas, en el mismo lugar y con la misma gente.

Pero bueno. Para saber lo que hay del otro lado de la barda es necesario brincarla.

2 comentarios:

Jazmin dijo...

yo tmb tengo ese tipo de miedos, algun consejo??

Anónimo dijo...

Autoestima señoritas...

Alguna vez en mi infancia, recuerdo que veía a los adultos como dioses...¿Cómo harían ellos para cargar con todas las responsabilidades?. Me aterraba pensar que algún día sería adulto y podría defraudar a los que pusieran su confianza en mi...

Años más tarde me encontraba trabajando en la fabriquita que me mantiene como auxiliar del auxiliar y el primer día de mi ascenso a oficinas como encargado de ISO y sin saber ni un rábano de eso miré al espejo y me dije... Si no puedes tú, ¿entonces quién?. Esta es tu oportunidad, el mundo es tuyo, sal y tragatelo...

Adn