28.5.07

El valor de una Princesa

¡Vengo bien contentísima!

Fui a un crispi-retiro. ¡Cosa bella!
No fue, ni remotamente, a lo que con 15 años de ser crispi-creyente, había estado acostumbrada.
Todo de alguna manera, ya lo había conocido, pero nunca lo había sentido tan cerca.

Aprendí:
  • Mi valor como princesa, preciosa y hermosa de a de veras.
  • Siempre un "no" de parte de Dios significa "hay algo mejor"
  • Estamos aquí para servir y para amar, no para ser servidos ni traidos en charola de plata.
  • Es importante decir "te amo" a quienes están cerca de ti.
  • No hay nada más grande que la libertad por gracia.
  • Las convicciones son solamente las diferentes maneras de ver al elefante.
  • El único disparador es reconocer "no puedo yo sola, ayúdame"
  • Fuimos creados con un propósito exclusivo: ser administradores de gracia.
  • Lo que Él busca es un corazón sincero, antes que un currículo impresionante.
  • No puedo decir que estoy "alejada", Él siempre esta a mi lado.

Y ya gente, vengo real y maravillosamente bien.

2 comentarios:

Jazmin dijo...

eso es grandioso y ojalá pudieras ayudarme

brisa nocturna dijo...

Me alegra...que letras animadas!!

:)