10.4.11

Sentada en domingo

Hola. Estoy sentada junto a ti.
Más bien un poco detrás de ti porque estás sentado en el piso.
Te miro y eres tan guapo!
No eres la clásica belleza del anuncio de colgate. Eres mucho más que eso.
Te miro y siento que se inundan mis ojos de lágrimas, eres tan necesario y tan importante para mi!
Miro tu cabello, lleno ya de canas, aunque no tienes aún la edad para tenerlas.
Dice la gente que desde que estás conmigo te has llenado más y más de ellas.
Y yo no lo dudaría tantito!
No es fácil estar conmigo.
Pero aqui estás.
Miro tus ojos que hoy no me miran, miran al frente a tu pantalla, llena de letras y números que yo no entiendo. Hay tanta inteligencia y sabiduría en tus ojos!! Son tan bellos y llenos de una calma que alivian todo el dolor, todo el estrés, toda la histeria.
Miro tus manos, como va una de ellas compulsivamente hacia tu cabeza. Es un gesto que -dicen- has tenido desde niño, y así puedo verte ahora, como un niño rascando su cabeza.
"El area de rasco" le hemos bautizado, no es sino solo el reflejo de tu ternura.
Tus manos son largas y finas, como las del mejor pianista. Manos que me abrazan, que me acarician, que me cubren, que me hacen sentir protegida y amada.
Miro como silbas una melodía que no conozco.
Miro como tecleas.
Miro como la rata de tu cerebro gira creando cosas que no existian.
Te miro y lloro. Lloro no de tristeza, no.
Lloro de alegria, de felicidad, de una paz que no conocía y que tú has traído a mi vida.
Lloro de emoción porque alguien tan perfecto como tu me ama.
Lloro de gratitud. Eres mucho más de lo que soñé. Mucho más de lo que pedí. Mucho más de lo que ni siquiera imaginé.
Lloro por lo que generas en mi. Amor, ternura, calidez, confianza, pasión, compañía, libertad, diversión, dulzura, plenitud.....
Lloro porque ya no se como expresar todo ésto que tengo dentro de mi.
Lloro porque un "te amo" ya no es suficiente, ya queda chico, ya es tonto.
Porque las palabras ya ni siquiera me alcanzan, las caricias se me hacen chicas, los besos insuficientes.
Mi vida misma no basta.
Para demostrarte lo que eres para mi. Lo mucho que te amo. Lo increiblemente dentro que estás.
Tan dentro que ya no se si soy yo o si yo vivo por ti y para ti. Miro por ti, respiro por ti, mi corazón late por ti.
Eres tu llenandolo todo, saciándolo todo, inundándolo todo.
Y ¡por Dios! ahora no hables, porque escuchar tu voz es mi perdición. Eres mi propio flautista de hamelin, que hasta Cosmos de Carl Sagan (ja) es melodía si tu lo cuentas.
Bajo mis ojos hacia mis manos y miro el pedacito de metal que me une a ti, ante la sociedad. Y sonrío. Eres mío. Te pertenezco.
Tal como estaba diseñado desde el principio de los tiempos.

Te amo Rata Flaca =)

No hay comentarios.: