12.4.08

Cuentos de Hadas


Mi lugar favorito de los supermercados son los botaderos de peliculas.
Siempre que voy a uno, es dificil resistir la tentacion de pararte de espulgar las peliculas que fueron exito hace mil setecientos ayeres. Es fabuloso lo que puedes encontrar ahi.
Peliculas de la talla de "Godfather" en 70 pesos.
Y ademas peliculas que parecieran intrascendentes pero que en tu adolescencia marcaron la manera de ver las cosas.
Eso me ha pasado mas de una vez. Mi madre piensa que nos sacan de la realidad, que nos hacen querer que llegue el mentadisimo principe azul.
Esta pelicula la encontre este fin de semana. $69.90 en el botadero.
Sabrina, la recuerdan?
Con (no van a creer que haga este tipo de peliculas) Harrison Ford.
Sabrina es una adolescente enamorada de un principe azul (mayusculas y negritas mode on), hijo menor de una muy acaudalada familia, guapo, carismatico.... Y quien ni siquiera sabe que ella existe.
Para tratar de olvidarlo, Sabrina se va un tiempo a Paris, a encontrarse a si misma, regresa un tiempo despues convertida en una guapa mujer.
Y llega a enamorarse de Linus (Ford), el hermano mayor. "El unico donador de corazon viviente" segun todos. Frio, calculador, interesado en los negocios mas que en su vida. Pero al final resulta que el "principe azul" no es lo adecuado para ella. Sino solamente el hombre real.
Un hombre que puede abandonar todo por estar con ella. Traicionar sus creencias (erroneas o no) por estar con ella, reconocer que la necesita (y eso que el no necesita nada). Bajarse de la nube de soberbia y autosuficiencia y reconocer cuanta necesidad se tiene de alguien.
A veces no se necesita un principe azul. Solamente alguien que este dispuesto a dejarlo todo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Interesante, pero me sigue gustando la versión de Julia Roberts... y Geere creo...

Adn

Jazmin dijo...

yo tambien prefiero mujer bonita; pero definitivamente basta con alguien que este dispuesto a dejarlo todo, y por kien estar dispuesta de igual manera